Plaza Mayor 1, Oficina de Alcaldía, 32005 Ourense
604 05 16 94
democraciaourensana@ourense.gal

Artículo de Juan Carlos Fernandez Fasero sobre Gonzalo Pérez Jácome

Artículo de Juan Carlos Fernandez Fasero sobre Gonzalo Pérez Jácome

Conozco a Gonzalo Pérez Jácome desde hace 41 años. De hecho, es mi primer amigo en la ciudad de Ourense. Y conociéndolo como lo conozco, aseguraría, sin casi margen a equivocarme, a que todas las conversaciones que ayer reprodujo en su comparecencia en rueda de prensa son totalmente ciertas.

Gonzalo tiene memoria fotográfica, por lo que lo que él dice que dijeron es posiblemente cierto, y no solo posiblemente cierto, sino con las mismas palabras que él reprodujo ayer.

Así que cuando un alto cargo del PP le dijo que “con Caride tenemos garantizada la estabilidad de la Diputación” seguramente se lo dijo, y además exactamente con esas palabras. Gonzalo lo corrigió y dijo “para garantizar la estabilidad de la Diputación”
Cuando Caride dijo “tú ya has cumplido tu sueño, ya fuiste alcalde”, seguramente se lo dijo, y exactamente con esas palabras. Además, Gonzalo dice tener prueba de ello.

Cuando ese asesor en una comida con Baltar, Pumar y Caride le dijo que “tuve un soplo y a mí me preocupa” seguramente se lo dijo con esas palabras.

Y cuando alguien del PP le dijo que “me acaban de dar otro soplo y van a venir en dos días” seguramente es que se lo dijo.
Por lo tanto, si yo fuese Caride, ese asesor, el alto cargo del PP o esos empresarios que le han ofrecido mordidas, no estaría tranquilo, porque cuando Gonzalo cuenta lo que cuenta es porque debe de tener prueba de ello, y esa prueba debería preocupar a muchos.

Pero empecemos la historia. En el año 2001, Gonzalo nos juntó a un grupo de amigos, con la intención de montar un partido político ourensano, y así nació Democracia Ourensana (nombre que, por cierto, se lo puso Raquel Rodriguez).

Es cierto que en esa constitución yo aparezco como fundador y tesorero de DO. Está documentado y es público.

Nos presentamos a las municipales del 2003 y no conseguimos representación política en el concello. En el 2007 tuve el honor de presentarme a concejal de mi pueblo, Arnoia, por el PP, siendo alcalde Rogelio Martinez. DO se presentó en Ourense y tampoco obtuvo concejales, en el 2009 yo abandoné el concello de Arnoia al ser nombrado director de la AGADIC, cargo que ocupé hasta el 25 de octubre de 2012 teniendo como Conselleiros a Roberto Varela en una primera etapa y a Jesus Vazquez en el último año, y desde el 1 de noviembre de 2012 trabajo en SGAE. Desde hace 3 en Madrid.

Mi vida social ourensana se ha reducido al mínimo en los últimos 12 años, aunque sigo teniendo interés por lo que ocurre en esta ciudad.

Gonzalo continuó con su proyecto político, y en 2011, al fin, sí obtuvo representación con dos concejales (Gonzalo y Susana), Susana abandonó DO poco antes de las elecciones del 2015, y cuando se suponía que eso podría ser un duro golpe para Gonzalo, obtuvo 8 concejales, convirtiéndose en la segunda fuerza política municipal, por detrás del PP.

Repitió en las del 19, alcanzando la alcaldía después de 4 intentos fallidos.

Aunque ya no hay una vinculación política, sí existe una vinculación emocional y de amistad.

A lo largo de estos 41 años hemos vivido de todo. Momentos de mucha cercanía, de lejanía, de enfado, de acuerdo, de apoyo, de rechazo. En fin, de todo lo que se puede esperar en un periodo de tiempo tan largo. Y si alguien quiere rebuscar en la basura, nos une la compra de un local en las Galerías Centrales.

Pero Gonzalo sí es leal. No miente, o al menos procura no hacerlo. Y es muy transparente.

Me sorprende que alguien que, en tiempo efectivo, ha estado más cercano a él que yo, como ha sido Migue Caride, diga que no lo conoce. Que desconoce cómo es, y que incluso lo llame “ser despreciable”, cuando ha sido su abogado durante más de 10 años, y conoce como nadie las intimidades de Gonzalo.

Podría ser interesante analizar (supongo que a muchos juristas se lo parecerá) si esa vinculación socio-cliente puede verse alterada en estos últimos movimientos emprendidos por Miguel Caride, después de 10 años de relación entre ambos, siendo candidato a la Xunta en el 2016 y siendo concejal de DO desde el 19.

Gonzalo tenía tanta confianza en él, que lo nombró su segundo, portavoz de DO y uno de los dos diputados de DO en la diputación. Menudo ser despreciable el tal Gonzalo.

LOS TITULARES
Los titulares de la prensa suelen ser impactantes, porque casi nadie lee los artículos. Yo he tenido 3 titulares de prensa que me han afectado personalmente. Tanto que el segundo hasta me costó el puesto de trabajo (después tuve que ir a juicio, que gané, y recuperé dicho puesto laboral). Y por cierto que, en esos momentos difíciles, Gonzalo fue una de las personas que me prestó su apoyo

El tercero, el de La Región en estos días pasados, atacando a Gonzalo y diciendo que “El Tesorero de DO desconoce las cuentas”. ¡Pues claro que las desconozco!, porque no tengo relación política alguna con DO.

La Región está haciendo un juego de caza mayor. Y por eso a la prensa se le llama el cuarto poder.

No tengo nada en contra de La Región, de hecho, a lo largo de estos años siempre me ha tratado bien, y siempre ha escrito cosas buenas relacionadas con mi persona, y desde luego ese titular no iba por mí, sino por Gonzalo, intentado dejar ver que hasta el propio tesorero no sabe qué se cuece dentro de DO.

Pero repito, en una caza mayor, la presa es mayor y el beneficio también. Gonzalo es una pesadilla para La Región. Primero con la creación de Auria TV, un altavoz para su discurso particular, y después con la denuncia por la compra del archivo de la Región por 2,7 millones de euros.

Para terminar, ya como alcalde, rebajar la asignación de medio millón de euros a poco más de 25.000.

LA TRAMA
Que nadie lo dude, Gonzalo es DO. Cuando DO nació (y creo que ahora mismo sigue siendo igual), las oficinas estaban en Jolper, la sede en un local de Gonzalo, la TV que le da soporte de Gonzalo, y las directrices políticas, de Gonzalo.

Sin Gonzalo, no existiría DO. Es su proyecto personal, al que ha ido uniendo adeptos con mayor o menor éxito.

Manolo Fórum (así lo conocí) no sería quien es si no fuese por Gonzalo, aunque ahora, de repente, se haya vuelto en contra de este, defendiendo, como suele ser habitual, que él no sabía nada. Cobrar, cobraba el sueldo municipal, pero saber, no sabía nada.

Además, Gonzalo es un idealista, y su interés real de ser alcalde de Ourense es transformar la ciudad. Pero también es verdad que Gonzalo es un ingenuo. Y él mismo lo ha reconocido.

Os voy a contar una anécdota que roza lo personal. Cuando Gonzalo alcanzó la alcaldía, un día hablando, comentamos que se podría organizar una reunión con los concejales electos y yo les podría hablar un poco de cómo funciona la administración pública por dentro, y qué directrices básicas habría que aplicar para poner en funcionamiento el concello.

Efectivamente, se organizó una comida a tal efecto. La comida fue un desastre, porque Caride se encargó de petardearla. Total, que al terminar la misma le dije a Gonzalo algo así como “ten cuidado con Caride, es un peligro”. Gonzalo recordará las palabras exactas.
Lamento no haberme equivocado.

Aun así, en este período de tiempo ha habido éxitos en esa gestión conjunta DO-PP.
-La aprobación de los presupuestos
-La ayuda a la compra de libros a todos los menores de 18 años (gran ayuda a los libreros en el momento de la pandemia)
-La inminente ayuda a los autónomos que trabajan en Ourense
-La reparación que ha empezado en calles de la ciudad.
-Y una serie de acciones que ya se han anunciado.

Caride es un paracaidista que se sumó cuando el trabajo ya estaba hecho, cuando DO ya tenía 8 concejales.

A Gonzalo los suyos le acusan de opacidad en las cuentas, incluso llegando a insinuar que hay desvío de fondos públicos. Y llegando a denunciarlo ante la fiscalía. Bueno, veremos en que acaba todo eso. Obviamente mal para la ciudad de Ourense.

Gonzalo es un hombre leal, como ya he dicho, y como él mismo ha repetido hasta la saciedad. Podría asegurar que en este año y dos meses de mandato no ha interferido en ninguna de las concejalías gobernadas por el PP y ha mantenido una relación institucional cordial. Pero los intereses que se mueven en esta legislatura son enormes.

Muchos, derivados de la parálisis institucional de esta ciudad desde hace ya años. Jesús Vázquez, persona a la que tengo en la más alta estima, que me parece honorable, fiel y leal, llegó a la alcaldía con una minoría de 10 concejales, y con toda la oposición en contra. A lo largo de dicho mandato fue imposible aprobar unos presupuestos para la ciudad. Y eso le supuso no repetir como alcalde e incluso pasar al ostracismo dentro de sus filas, no ocupando en la actualidad responsabilidad en concejalía alguna del el PP. Aun así, es leal y fiel.

No podemos decir lo mismo de los 4 díscolos de DO.
Pero ocurrió lo que no había ocurrido en los últimos 5 años: Se aprobaron los presupuestos del Concello.

Y menudos presupuestos, con, además unos 100 millones adicionales de remanente no gastado en años anteriores.
Es decir, Ourense, este año, tiene unos presupuestos históricos, que permitirían afrontar la transformación de la ciudad que Gonzalo siempre ha soñado.

Pero hay más. Un PXOM pendiente de aprobar y muchas renovaciones de servicios municipales, como el agua, la limpieza, los autobuses, semáforos y grúas, etc.

En resumen, Ourense se juega la gestión de 1000 millones de euros. Y los intereses derivados de la gestión de tan suculento presupuesto.

Gonzalo hubiese pactado con quien fuese para llegar a ser alcalde, y lo intentó con el PSOE, y no fue posible. Y la segunda opción fue el PP.

Gonzalo llevaba años vendiendo la idea de echar a Baltar de la Diputación, y cuando llegó el momento, prefirió “pactar con el diablo” (palabras literales de Jácome) con tal de ser alcalde.
Y claro, lealtad y pactar con el diablo no parecen buenos compañeros.

No tengo nada personal contra Baltar ¿porqué habría de tenerlo? Pero siempre he creído en la regeneración política, y en no perpetuarse en los cargos.

Esa perpetuación hace que, en algunos casos, aparezca la corrupción, y que se disparen casos como los de los ERE en Andalucía, la Gürtel del PP, el 3% de Cataluña o casos chirriantes como la actual Kitchen, donde presuntamente se utiliza el aparato del estado para tapar la supuesta corrupción de un partido.
Por eso debe haber cambios, depuración política, para que prime la honestidad. La alternancia, tanto en los partidos que gobiernan, como en los cargos de los propios partidos, es buena.

En muchos lugares, la política parece hereditaria. Y también llena de actos de nepotismo, donde hijos, sobrinos, mujeres de, maridos de, tíos, y demás familiares, acceden de forma recurrente a puestos públicos.

Puede ser que sean una raza superior, y tengan capacidad innata para aprobar oposiciones que casi pareciesen hechas para ellos.
Ojo, eso ocurre en todos los partidos, pero sobre todo en aquellos que se perpetúan en los años

Y el caso de la provincia de Ourense parece ser ese.
La Provincia Inteligente ha perdido un 25% de su población en la era Baltar.

Y ahí aparecen los 1000 millones.
¿Alguien cree que toda esa maquinaria, que hay que alimentar, va a quedar en manos de un ingenuo, leal y creyente en la transformación de la ciudad?

¡Pues claro que no! Al menos intentemos que no sea así.
Y así empieza el circo. Tus propios concejales acusándote de algo que es público y notorio en toda la ciudad desde que apareció la televisión Auria TV.

Que yo sepa, las cuentas de un partido se entregan al Tribunal de Cuentas, y en todos estos años (9 ya con presencia municipal) parece que han pasado. Pue si lo han hecho será que tan mal no están.

Pero da igual, ese es el detonante, y después toda la maquinaria a golpear hasta el acoso y derribo.

¿Y después qué?
Supongamos que sí, que finalmente hay una moción de censura.
Para poder hacer una moción, se tiene que presentar el candidato a nuevo alcalde y ganarse por mayoría absoluta, más los 4 de DO (en caso de que voten en contra del alcalde).

Es decir, o 14 si DO no vota a favor, o 18 si los 4 díscolos lo hacen
Los números no salen a no ser que haya un pacto PP+PSOE. Villarino pudo ser presidente de la diputación y no quiso (o no le dejaron).

Ahora, con el voto de Caride, la diputación está garantizada (como presuntamente dijo ese alto cargo del PP). ¿Entonces el PSOE votará con el PP?, ¿dejará en manos del PP esos 1000 millones de euros?

Para terminar, el PXOM. ¿no había sido Caride el abogado que presentó denuncia por falsa licencia contra las torres en cuestión? ¿Qué le ha hecho cambiar de opinión ahora que es concejal?

¿Apoyarán BNG y PSOE este juego?

¿Habrá esas anunciadas inversiones de Feijoo en la ciudad?

Hay mucha gente de honor en política, la hay. Jesús Vázquez lo es. Y muchos otros también. Pero es notorio que la corrupción campa a sus anchas, y no dejamos de ver casos en los informativos, de concejales, alcaldes, presidentes de diputación, diputados, ministros que son imputados y muchas veces condenados.

¿Os acordáis de aquel presidente de una diputación contando el dinero de una mordida en una grabación?

Deberíamos luchar contra esa corrupción endémica que vive este país. Y estamos viendo, en directo, un capítulo más de otra posible acción.

La mujer del César no solo debe ser honrada, sino parecerla.

Si los díscolos de DO tan a disgusto están, y tan engañados se han sentido, que dimitan. Nadie les ha obligado a ir en las listas, y demostrado queda que ellos no son DO. Que no sean honrados, sino que lo parezcan.

Mario lo ha hecho. Otro hombre de honor.