Plaza Mayor 1, Sótano, 32005 Ourense
604 05 16 94
democraciaourensana@ourense.gal

8-M: ¿Ser o NO ser? ¿Poder o NO poder?

8-M: ¿Ser o NO ser? ¿Poder o NO poder?

Las mujeres son mayoría en la sociedad, en la universidad, sacan mejores notas, aprueban más oposiciones y en la última olimpiada obtuvieron más medallas para España (9 femeninas por 8 masculinas).

¿Significa esto que la reivindicación de la igualdad feminista no tiene base?
No tan rápido.

Si las mujeres destacan en un ámbito, no tiene que obedecer necesariamente a una ausencia de barreras, ya que puede no haber barreras en un campo concreto pero en otro sí, o puede que las mujeres tengan que tomar con fuerza ese campo porque no les queda otro camino, porque pese a la igualdad jurídica, todavía encuentran barreras para la igualdad real. Y eso sin olvidar la violencia contra las mujeres, el acoso sexual, su cosificación que hace que su lucha todavía sea necesaria.

Una integrante de DO, ha escrito su visión sobre la brecha salarial, que hoy compartimos:

“El problema de la brecha salarial y la desigualdad laboral (porque hay otras muchas desigualdades en otros ámbitos) tiene su explicación.

Por un lado hay todavía casos en que por el mismo trabajo, al hombre se le paga más que a la mujer, si bien son los menos casos porque hay unas leyes que lo prohíben; existe igualdad jurídica. No sé si la proporción ronda el 10% como se apunta, pero es el supuesto menos importante, aunque ocurre. El problema fundamental, lo verdaderamente sangrante es la ausencia de igualdad real y efectiva. Y esto se debe a dos razones principales.

  1. El machismo de la sociedad. Se presume la capacidad del hombre, la mujer, sin embargo, debe probarla. Por tanto en igualdad de currículum, o sin el, y ante dos candidat@s el empleador mayoritariamente escoge al hombre. Por tanto más paro de mujeres y/o mejores puestos para el hombre por su supuesta capacidad. Los altos cargos, puestos directivos, la cúpula empresarial, política, judicial… es para ellos. Mejores sueldo por tanto. (Brecha salarial)
  2. Relacionado con lo anterior y no del todo y quizás todavía más importante es el tema de los cuidados. Éstos recaen mayoritaria y en muchos casos casi exclusivamente en las mujeres. Por tanto nosotras debemos optar:
    1. Por reducción de jornada laboral (menos sueldo. Brecha salarial).
    2. Sacrificar nuestra carrera profesional porque tenemos que cuidar, hijos, ancianos, etc y no es posible compaginar estudio, proyectos, investigación, reuniones, con cuidados. (brecha salarial).
    3. O simplemente no nos contratan por eso, o, a pesar de nuestra más que probada capacidad, no nos dan puestos de dirección, o de responsabilidad, porque prefieren un hombre que no tiene que ir a la reunión del cole, pedir día ante enfermedad de su hija, llevar al médico a su madre, baja maternidad, etc… Somos menos atractivas para el empleador y no es culpa de él, pero mucho menos nuestra.

La culpa es de que no hay reparto de cuidados. La sociedad injustamente nos los ha impuesto a nosotras. Eso es desigualdad. Y eso es la brecha salarial.

Un hombre se levanta y se va a trabajar y puede hacer su jornada de 8 horas, al salir incluso puede ir a tomarse unas cañas, quedarse hasta tarde, preparar proyectos sin problemas, investigar hasta que se canse, estudiar, leer, etc vuelve a casa y se encuentra con todo ordenado, los niños bañados, cenados, la cena preparada, etc. y aún le apetecerá echar un polvo. Su mujer, en la mayoría de los casos se va a trabajar después de haber dejado los niños en el cole y recogida la casa. Después los recoge a las 5, va al parque, merienda, deberes, baños, cenas etc.

¿Qué tiempo le queda?  ¿Es justo?  ¿Acaso los hij@s no son de ambos?  ¿Acaso los dependientes, enfermos y ancianos son sólo problema de las mujeres? ¿Por qué creéis que copamos las jornadas reducidas? ¿Por qué somos mayoría funcionarias?  ¿Por qué hay menos emprendedoras mujeres? ¿Por qué hay el doble de paro femenino que masculino?  ¿Y por qué creéis que se hace mañana huelga de cuidados?

Pues para visibilizar todo esto. Porque si de verdad paramos, se para el mundo. Y las cosas están cambiando. Pero queda mucho.

Así que no hay falta de capacidad, inteligencia, responsabilidad, compromiso, valía, destreza, ambición, preferencias en las mujeres, sino menos oportunidades y una posición de desigualdad. Y esto no tiene nada que ver con ser o no madre, que es lo más maravilloso del mundo. Son 9 meses de embarazo pero estás trabajando, de baja, solamente 16 semanas.

Así que hoy iré a la huelga de cuidados, aunque yo sea una privilegiada en todos los sentidos”.